martes, 15 de junio de 2010

Érase una vez un triste país...

... en el que el Gobierno se dedicaba a sostener con dinero público instituciones obsoletas (Bancos y Cajas) para que estos pudieran seguir acaparando pisos vacíos y no tuvieran que sacarlos al mercado, manteniendo así el precio de la vivienda ...

Nos cobran impuestos y los usan para que la vivienda sea más cara.

... y entre tanto 4 millones de parados se gastaban el subsidio tomando cervezas en el bar mientras seguían entusiasmados los pasos de la selección en el mundial de fútbol y esperando que entre tanto "esto se arregle"...

Tenemos unos políticos de mierda pero son los que nos merecemos.

2 comentarios:

Damián García Campos dijo...

Cuanto resquemor veo en este blog antisistema...

No defiendo el sistema, me parece bien que se critique el absurdo... pero el tono supera la linea de la acidez y la amargura hacia la desesperación...

A fin de cuentas recuerda que "no se vale furar" y tómalo con calma.

Anónimo dijo...

Que te den mucho amor por detrás palurdo.
Este blog era genial y muy real...ya sabemos que toda esta mierda que dices es mentira cacho pedazo de troll.