lunes, 26 de julio de 2004

Una panda de domingueros televisivos han coronado el K2 y han puesto no sé qué bandera, y nos lo cuentan en el teledario, como si tuviéramos que estar orgullosos de ellos. Habrá quién lo esté, que cada uno se pone cachondo con lo que le parece, y algunos escalando montañas.

Me parece muy bien que cada cual se juegue la vida como quiera. Para tontos hay colores.

Pero, ¿por qué si te juegas la vida escalando una montaña eres un héroe, y si lo que te gusta son las drogas eres un delincuente?

Cada uno tiene sus cimas, y los que no las tienen se dedican a joder a los demás.






No hay comentarios: