sábado, 22 de mayo de 2004

El nivel de babosidad y pelotilleo de todo el periodismo español ha alcanzado cotas difíciles de superar. Especialmente Televisión Española, un día entero de boda.

Como esta sea la pluralidad que nos quiere traer el nuevo gobierno, vamos de culo.

Y yo lo único que quería ver es lo que no veremos nunca, o quizá solo cuando ya no interesen a nadie: las cuentas de la boda.

No hay comentarios: