lunes, 22 de marzo de 2004

Esto es el colmo. Como se casa un tal Felipe, el país va a suspender la libre circulación de ciudadanos durante una semana. Pues que no se case, o se case en su casa; luego nos cuentan que somos todos iguales y tenemos los mismos derechos.
Y todo por una monarquía que instauró Franco. Hay que joderse... A ver cuando nos deshacemos de estas reliquias medievales. Nostalgia de la revolución francesa.

No hay comentarios: