lunes, 15 de marzo de 2004

Bueno, por lo menos estas elecciones han tenido emoción.

Malo, muy malo: Hemos necesitado 200 muertos para darnos cuenta de que lo mala gente que eran los del gobierno del PP. Y no se van con las manos limpias, como ellos dicen: se van con las manos manchadas de sangre y de mierda.

Bueno, muy bueno: Nadie tiene mayoria absoluta. En una cutre-democracia como la nuestra, si encima alguien tiene mayoría absoluta, ya ni siquiera se puede llamar democracia.

Malo, muy malo: Al final, ¿quién ha decidido los resultados de las elecciones? Al Qaeda. Aunque mucha gente piensa que son una panda de descerebrados sin escrúpulos, han sabido golpear en el momento justo para dar un vuelco a los resultados y dejar a toda Europa -hola Tony Blair- temblando.

Malo: ha subido mucho la participación, lo que significa que los ciudadanos se sienten más implicados en una "democracia" que SIGUE SIENDO MENTIRA. ¿Quienes han ganado? Ni la derecha ni la izquierda, sino los políticos en general. ¿Y quienes han perdido? Nosotros -otra vez ni la derecha ni la izquierda- sino los ciudadanos.

Malo: ETA, si sabe aprovechar el momento, va a saber jugar su papel de víctima injustamente acusada y hacernos pensar que no son tan malos, cuando en realidad siguen siendo los mismos cabrones asesinos de siempre.

Malo: Vamos a seguir en Irak, porque me da que el Sr Zapatero tiene la boca muy grande y los cojones muy pequeños, y no se va a atrever a sacar a las tropas españolas de alli. Demasiados millones de euros en contratos de empresas españolas en juego...

Bueno, muy bueno: por fin se acabó la puta campaña electoral y ya no vamos a tener que ver todos los días como esos chorizos hacen publicidad con nuestro dinero. Ojos que no ven...

Ni bueno ni malo, según cada cual: el pais va a seguir igual, ellos (los politicos) seguiran metiendose comilonas a nuestra costa y nosotros (los demas) seguiremos trabajando para pagar la buena vida de tanto parásito.

Ninguna sorpresa.

No hay comentarios: