martes, 30 de marzo de 2004

Bien. La televisión se está muriendo. Y nosotros vamos ganando. Ya no conozco a nadie de mi edad que se crea los telediarios, de los pocos que los ven siquiera.

El hecho es que la gente ve cada vez menos la tv (más internet, más videojuegos..). Como, además, esta tendencia es más acusada cuanto más joven es el público, creo que a la televisión le queda poco tiempo de vida (unos años) como medio de manipulación de masas.

La mayor parte de la programación es para jubilados. La pelea por las cifras de audiencia, es una pelea por el público de la tercera edad. ¿Realmente engañan a los anunciantes?

Menos televisión = menos manipulación, más individualidad, más ideas propias, ¿un mundo mejor?

Un artículo interesante en el NYT.

No hay comentarios: