viernes, 30 de enero de 2004

Una vez, un filósofo. Dos veces, un pervertido. Voltaire

No hay comentarios: