jueves, 25 de septiembre de 2003

A veces vas a comprar algo y es difícil encontrar ese algo sin una marca de esas estúpidas, de las que te venden, más que un producto, un diseño, un estilo de vida; de las que te hacen sentirte elegante y auténtico al mismo tiempo. Vaya mierda.

Nos quieren hacer creer que poseer o llevar puestas cosas "especiales" nos hace especiales. Lo triste es que muchas veces lo consiguen.

La modas son "estilo" manufacturado al por mayor para gente sin ideas propias. O quizá para gente con más dinero que ideas.

Cuando la marca o la etiqueta es lo que más se ve en una prenda de vestir yo leo "soy gilipollas"; no lo puedo evitar.

El consumismo es una gran idea para darle una utilidad al exceso de dinero que hay en el mundo. Vendemos nuestro tiempo (nuestra vida) que es lo que realmente importa para poder obtener a cambio productos que no necesitamos pero que, dado nuestro vació espiritual, es la única forma segura que conocemos para sentirnos mejor, más especiales, más auténticos...

No hay comentarios: