lunes, 2 de junio de 2003

Algo enviado a un foro a cuenta de un libro y un relato

Es cuando menos refrescante leer cosas así en esta "dictadura" de lo políticamente correcto en que vivimos en la que parece que la literatura debe tener también valor educativo, como los libros de texto del colegio.

¿Y no habría que prohibir la biblia por ser un libro claramente machista, al menos todo el antiguo testamento?

Ah, ¿que hay cosas que hay que poner en su contexto ? Pues eso digo yo.

Triste, que partidos políticos que se definen como progresistas, como adalides de la libertad de expresión, sean los que se atreven a poner el grito en el cielo cuando alguien publica algo que no está de acuerdo con su versión de la libertad de expresión.

¿Que deberían incluir una advertencia en la portada del libro, del tipo "Este libro puede herir sensibilidades y se desaconseja su lectura a...". Pues sí, seguramente sí.

La censura, desgraciadamente, en un momento en el que la palabra en sí misma "queda mal" se esconde detrás de otras muchas aparentes motivaciones. Pero si amenazar a alguien con que va a perder su trabajo por publicar algo no es censura... Claro que en una cultura en la que matar gente inocente e indefensa no es un crimen, es "una guerra justa" uno no se sorprende ya de nada.

Claro que cualquiera puede hacer una película que sí es una apología del genocicio (aunque parece que lo de genocidio es solo con los judios, porque matar indios, arabes o japoneses, no lo es). Tantas películas claramente racistas (otra de vaqueros) , tantas películas en las que se justifican las torturas policiales y se plantea el asesinato como un juego más que como un crimen, emitidas en horario infantil, y nadie se escandaliza (debo ser el único)...

Gracioso que semejante revuelo a lo que va a contribuir es a darle una notoriedad y difusión al libro y al autor que no sé si se merecen. Ni que sí, ni que no, simplemente que no lo sé porque no he leído el libro.

Y esperemos que el caso no llegue a la justicia. Porque un país en el que existen jueces que piensan que llevar una minifalda es incitar a la violación, es muy posible que un libro así pudiera ser prohibido. Son manifestaciones opuestas de la misma actitud retrógrada. El mundo está lleno de pequeños dictadores en potencia que piensan que su moral debería ser la de todo el mundo. Y lo triste es que muchas de esas personas ocupan cargos importantes en este sucedáneo de democracia en el que vivimos.

¿Y quien ha leido el libro y se siente incitado a la violación, creo que debería plantearse quién es el enfermo. Ah, que yo no, pero quizá otros sí? Claro, claro....

En resumen, creo que me voy a comprar el libro, si lo encuentro.