martes, 1 de octubre de 2002

- Una campaña publicitaria: "Copiar un disco es como robarlo en una tienda"
- ¡Noooo: Robarlo es mucho más divertido! (Miguel)

Y es que ya no compro discos a no ser que me sea imposible copiarlos. Y no es una postura práctica, aunque también. Es una postura política, de lucha contra unas pocas empresas que tienen que tienen el monopolio de la música y ponen todo su empeño en que compremos más discos, pero sólo los que ellos nos dicen.

Un artículo que no tiene desperdicio (En inglés): La Industria Discográfica intentando matar la gallina de los huevos de oro

Y es que cuando paseo por la calle Preciados y veo a la policía que persigue a los pobres inmigrantes que intentan ganarse la vida vendiendo discos (top manta) pienso que tendrían que dejarles en paz y entrar en cambio en La FNAC o en El Corte Inglés porque ESOS SON LOS QUE NOS ROBAN.

No hay comentarios: