sábado, 28 de septiembre de 2002

Uno que envié ayer a un foro. Si es que todavía no he encontrado ningún foro decente, así que por lo menos voy a agrupar aquí lo que voy enviando.

LA NUEVA ECONOMÍA

Antiguamente, para hacerse rico, lo que se hacía era crear una empresa, producir más bienes y servicios, y venderlos con lo que sí, se ganaba dinero, pero por lo menos SE PRODUCÍA ALGO UTIL.

Pero el gran logro de la Nueva Economía es el siguiente: Tú creas una empresa, da lo mismo que produzcas o no, lo importante es que tengas un nombre reconocible en el mercado. Una vez que, gracias a la publicidad y a los medios de comunicación -que casualmente son propiedad de empresas cada vez más grandes- tu nombre suene bastante, ya puedes sacarle partido:

a) Compras cualquier cosa -preferiblemente producida por niños-esclavos en el tercer mundo-, le pones tu marca y lo vendes por el doble de lo que te costó. Ni siquiera tienes que tocarla; sólo necesitas un teléfono y, si puede ser, una conexión a internet.

b) Vendes participaciones en tu empresa. Como resulta que la gente que trabaja -y produce algo- cobra demasiado (?) es fácil convencerles para que inviertan sus ahorros comprándo acciones de tu empresa. Es decir: que el dinero que las empresas les pagan a los trabajadores vuelve a las empresas.

b) ¿Que todavía no has logrado convencer a la gente de que compre? Pues nada, buscas a un colega que tenga una auditoría y le pagas para que haga unas cuentas preciosas, que al fin y al cabo es sólo un papel.

c) ¿Dividendos? No hombre, lo que antes se tiraba dando dividendos ahora lo inviertes en tu sueldo (Consejo de administración) y el de los directivos (Los amigos que te ayudan a mantener el montaje).

d) Una vez que has vendido bastantes participaciones, ya has ganado bastante -tú y tus amigos-. No te importa que la empresa quiebre. De todas formas, ya no es tuya y ya te has llevado tu parte. Porque, cuando la empresa quiebra, ¿acaso el consejo de administración o los directivos están obligados a devolver lo que han ganado? Para eso se han inventado las sociedades anónimas, para ganar dinero sin tener responsabilidades. Y, en fin, mas o menos la cosa va así.

Ah, se me olvidaba, ¿Cómo haces para, a pesar de haber hecho todo lo anterior, no acabar en la carcel? Para eso están los políticos, hombre, que son los que hacen las leyes. Así que, antes de que todo se haya ido al carajo, debes haberles convertido en "tus amigos" -a base de pasta, claro. (Una vez que ya son "tus amigos" puedes sobornarles más discretamente, con algún regalito o invitándoles a pasar una semana en el yate.)

¿Y para que no se entere nadie? Pero, ¿cómo se van a enterar? ¿Por los periódicos, la tv? Pues te los compras y ya está.

No hay comentarios: